El interés compuesto se refiere a los intereses que se pagan sobre el saldo del capital, y también sobre cualquier otro interés que se haya acumulado previamente. El interés compuesto puede producir ganancias masivas de inversión a largo plazo. Por lo tanto es un concepto que todo inversionista debe conocer y entender.